En Chile se está examinando una nueva constitución para reemplazar la heredada de la dictadura

En Chile, desde principios de julio de 2021, una asamblea constituyente tiene la tarea de redactar una nueva constitución para reemplazar el texto actual que fue adoptado por la dictadura del general Pinochet. Tras la aprobación de su reglamento interno, es decir, el marco en el que trabajarán los representantes electos, este encuentro comenzará el lunes 18 de octubre con los debates sobre el contenido de la futura constitución. Varias decisiones tomadas en las últimas semanas deberían marcar la futura constitución que se espera para el próximo año.

Se elaboraron normas para garantizar la participación ciudadana. Se tuvieron en cuenta los derechos de los pueblos indígenas y la representación de las mujeres en los órganos de adopción de decisiones. La activista feminista Alondra Carrillo es una de las representantes electas de la asamblea constituyente y lo cree “No debe haber límite superior para la presencia de mujeres, y esto se expresa de la siguiente manera: El liderazgo de los órganos es, por tanto, común, con la excepción del comité de descentralización, que está presidido por dos mujeres”. También es el resultado de movilizaciones callejeras que han hecho posible que esta Constituyente tenga plena igualdad y reserve escaños para los pueblos indígenas, una novedad en Chile.

El elector entra en el meollo del asunto el lunes 18 de octubre, fecha simbólica. Este encuentro fue elegido luego de históricas manifestaciones contra las desigualdades sociales que tuvieron lugar hace solo dos años. Claudio Fuentes es profesor de ciencia política en la Universidad Diego Portales y para él la nueva constitución debería ser más de izquierda que el texto actual, que fue aprobado por la dictadura de Pinochet. “La constitución actual sigue siendo más bien neoliberal, y se supone que la nueva constitución es más un modelo socialdemócrata con un estado más fuerte, más derechos sociales, reconocimiento de derechos, pueblos indígenas, el derecho a la vivienda, que no existe en la actual constitución, y luego probablemente los derechos de la naturaleza y los animales “.

El texto debería estar listo a finales de junio y luego sometido a referéndum. Hasta entonces, los funcionarios electos esperan que el nuevo presidente, que será elegido a finales de este año, sea un poco más barato para ellos. El gobierno en ejercicio, clasificado a la derecha, aún no ha proporcionado a la asamblea constituyente todo el presupuesto que solicitó, y los empleados de los funcionarios electos no han sido pagados durante tres meses.

Por ahora, un joven candidato de izquierda será elegido como favorito en las elecciones presidenciales. Este lunes 18 de octubre por la noche, están previstos nuevos eventos en las principales ciudades de Chile con motivo del segundo aniversario del movimiento social contra las desigualdades.

Rockie Steve

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *