Brazil Game Stadium es un aula para los atletas Colo-Colo – 31/08/2021 – Deportes

Los brasileños, que estaban acostumbrados a jugar contra Chile en el Estadio Nacional de Santiago, visitarán a los chilenos en un escenario diferente este jueves por la noche (2), en un partido válido para la séptima ronda de las eliminatorias mundialistas.

La Casa do Colo-Colo (CHI), el monumental Estadio David Arellano, también ubicado en la capital andina, fue construido en la década de 1950, pero su finalización tardía no fue hasta 1989, dos años antes de la mayor gloria del club en la historia: el título. de la Copa Libertadores.

Sin embargo, a pesar de la relativamente reciente finalización, decir que la historia se inhala no es una proposición irrazonable. Porque el estadio sirve de aula para todos los que vienen a Colo-Colo, desde entrenadores profesionales de fútbol hasta deportistas amateurs que atraviesan un proceso para conocer los principales episodios de la trayectoria de Colocholine.

El curso intensivo Colo-Colo se denomina “arellanización”, en alusión a David Arellano, de quien se nombra el estadio. Arellano, fundador de la institución y primer gran ídolo, fue capitán del equipo en una gira por los chilenos en España en 1927, que marcaría para siempre la carrera del club y el fútbol en el país.

En el duelo ante el Real Unión de Valladolid el 2 de mayo del mismo año, sufrió un grave accidente y tuvo que abandonar el campo. En el hotel donde se hospedaba la delegación, los médicos encontraron que Arellano tenía una inflamación severa del peritoneo (el revestimiento de la pared abdominal interna y los órganos) que imposibilitaba la cirugía.

Al día siguiente, 3 de mayo, el jugador no opuso resistencia y falleció en España a los 25 años. En una especie de luto eterno por el ídolo, Colo-Colo usó una franja negra sobre su escudo; la franja estuvo en la manga de la camisa hasta la década de 1970.

Son historias como la de David Arellano, contada por los educadores patrimoniales durante la “arellanización”, en un camino que pasa por grafitis murales y sectores del estadio monumental, siempre con explicaciones sobre puntos importantes de los 96 años de Colo-Colo.

“Es una forma de compartir la historia del club. Una historia de lucha, de superación, de solidaridad ligada a cuestiones sociales, políticas y valorativas relacionadas con el público que participa en esta experiencia. Es diferente, la historia de la selección de fútbol sala , refuerzo por parte del equipo principal o un grupo de socias “, dice Pavel Piña, director del Área de Patrimonio del club hoja.

El proceso afecta a profesionales entrenados en casa que no tenían conocimiento de la historia de Colocholin, e incluso a jugadores y entrenadores que están en el extranjero, algunos ya establecidos.

Agustín Orion, portero argentino con un tiempo exitoso en Boca Juniors (ARG), “arellanización” cuando ingresó al club en 2017 y dijo que nunca había tenido una experiencia similar con ningún otro equipo. Orion finalmente se convirtió en socio de Colo-Colo.

Desvelado en el club, el mediocampista defensivo Esteban Pavez debutó con el equipo chileno en 2009, pero no tomó ese rumbo hasta 2017 cuando regresó al fútbol chileno. “Es una actividad nueva. Realmente la disfruté y como aficionado siento aún más afecto por Colo-Colo”, dijo.

Entre tantos aspectos destacados del recorrido, el mural de los grandes ídolos ocupa un lugar especial. Está Carlos Caszely, uno de los mejores jugadores chilenos de todos los tiempos.

Caszely, un hombre de izquierda, fue perseguido por la dictadura militar de Augusto Pinochet. En vísperas del Mundial de 1974, Pinochet invitó a la delegación chilena a despedirse de los deportistas. El dictador saludó uno a uno hasta que se acercó a Caszely, quien se negó a estrechar la mano del general.

El episodio de resistencia no pasó desapercibido para los educadores y sus alumnos.

“Cuando vamos a la tribuna de Arica, estamos hablando de Don Carlos, de cómo se posicionó frente a la dictadura en momentos en los que era muy peligroso enfrentar la dictadura de Pinochet. Con la gira que hicimos con el actual entrenador Gustavo Quinteros, tenemos lo social y político que tenía Colo-Colo para el país ”, agrega Pavel Piña.

Al ingresar al césped del Estadio Monumental este jueves, el equipo de Tite se parará en un escenario que no solo es histórico para el fútbol colo-colo y chileno, sino que también enseña y aprende historia.

Nazario Ortega

"Pensador ávido. Friki de la comida. Adicto a los viajes. Explorador. Fanático de la cerveza. Emprendedor".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.