Lucha política en la CBF quita vicepresidente de selección y fortalece papel de Juninho

Ednaldo Rodrigues y Gustavo Feijó se sentaron en la misma fila en el auditorio de la sede de la CBF el pasado viernes para atender el llamado del técnico Tite para los partidos de la selección brasileña ante Chile y Bolivia por las eliminatorias. Si allí los separaban dos escaños, la distancia es mucho mayor en lo que respecta a la sucesión en la presidencia de la CBF, el día a día de la unidad y la gestión de la selección brasileña.

El primero, de Bahía, ostenta la presidencia principal de la entidad, mientras que el segundo, de Alagoas, uno de los vicepresidentes, se articula para intentar articular una lista opositora. La ruptura entre ambos trastorna el funcionamiento de la dirección de la selección y fortalece el papel que debe cumplir el coordinador Juninho Paulista ocho meses antes del Mundial.

Feijó retomó el día a día y las decisiones tomadas en la selección brasileña desde agosto del año pasado, incluso cuando el presidente interino era el coronel Nunes. Rogério Caboclo ya había sido depuesto, en un momento que unía los vicios de la CBF, y hasta entonces Ednaldo y el líder alagoano habían actuado del mismo lado. A fines de agosto, el bahiano, con el apoyo de sus compañeros, asumió la presidencia a propuesta de los sombreros de copa para tranquilizar a las federaciones y garantizar la unificación del movimiento contra Caboclo.

En ese escenario, Feijó recurrió a Juninho Paulista y Tite. Se convirtió en una figura presente en los viajes del equipo, incluso en partidos en el exterior. Ednaldo también empezaba a tener presencia, aunque el perfil del futbolista seguía centrándose en Feijó. Mientras Ednaldo, pluma en mano, contemplaba la elección, Feijó deconstruía la imagen de persona escurridiza entre los profesionales del equipo. Incluso sorprendió a algunos oídos por eso. UOL.

En enero, en la última fecha FIFA, todavía había convivencia y un discurso entre bambalinas de que una alianza era posible. Feijó incluso apareció en uno de los entrenamientos del equipo en Toca da Raposa en Belo Horizonte. Al borde del campo, mantuvo una larga charla con Juninho. Pero luego vino la separación de Ednaldo. El conflicto estalló finalmente en febrero.

Sin diálogo con el presidente de turno, Feijó ya no se preocupa por los asuntos de la selección. El director incluso dejó solo a Juninho Paulista para dejar de buscarlo y buscar el arreglo directamente de Ednaldo.

El presidente de la CBF se ha rodeado más de abogados en las últimas semanas -pues la agenda recurrente del organismo incluía juicios y apelaciones judiciales además de procedimientos de reunión y elección- que de vicepresidentes en la toma de decisiones. Esto incluye una elección. Sin un vicepresidente en el mediocampo, Juninho había reforzado su protagonismo.

En el próximo evento de la FIFA, está claro que Feijó no estará en el viaje. De hecho, la elección para presidente de la CBF estaba prevista para el día 23, víspera del partido contra Chile (día 24), en el Maracaná.

Ednaldo registrará boleta pero aún no define quiénes serán sus vicepresidentes. El escenario actual no hace pensar en un movimiento hacia Feijó, quien por su parte hace una articulación de registrar su propio boleto esta semana.

El jefe de delegación de la selección brasileña en los próximos dos partidos será Ricardo Lima, presidente de la Federación Bahiana y exvicepresidente de Ednaldo en la entidad estatal. Ahora también un aliado político, aunque las relaciones entre los dos se tensaron no hace mucho tiempo.

Merlín Samora

"Incapaz de escribir con los guantes de boxeo puestos. Totalmente entusiasta del alcohol. Pensador sin disculpas. Adicto a los zombis certificado".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *