Chile y Bolivia vuelven a enfrentarse en La Haya por las aguas del río Silala – Internacional

Chile y Bolivia volverán a enfrentarse ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya a partir de este viernes (1), ahora sobre las aguas del Silala, un río internacional para los chilenos pero que los bolivianos afirman que es un afluente del río que nace de manantiales de su propiedad.

El caso se remonta a 2016 cuando, en medio de otra disputa entre ambos países, Chile presentó una demanda por las aguas del Silala ante la Corte Internacional de Justicia, donde La Paz demandaba a Santiago para exigir que los chilenos tengan una salida soberana al mar. negociar lo que fue rechazado por la corte en octubre de 2018.

Chile quiere que la CIJ declare al Silala río internacional de curso gradual y de uso común. Bolivia, por su parte, reclama que el Silala es un afluente que nace de manantiales y aguas subterráneas en su territorio y exige que Chile pague por el uso de esas aguas.

La demanda surge luego de que Chile admitiera pagar el 50% del uso del agua en un acuerdo inicial con Bolivia en mayo de 2009. Sin embargo, Bolivia dos años después exigió que el pago se hiciera sobre la base de la concesión de agua otorgada a Chile a principios del siglo XX, reconociendo una duda histórica.

Al exigir el Silala, Chile respondió a las acusaciones realizadas un año antes por el gobierno del expresidente Evo Morales de que Chile estaba “robando” las aguas de este río, como parte de una estrategia para presentarlo internacionalmente como un “Estado abusivo”.

En agosto de 2018, Bolivia presentó sus argumentos en la demanda chilena y “reconvino” al país en el mismo caso, alegando que una parte importante del caudal de agua que desemboca en Chile es artificial y Santiago tiene que pagar por su uso.

Las denuncias comienzan este viernes y finalizan el 14 de abril. La CIJ no tiene un plazo establecido para tomar su decisión final, pero la delegación chilena espera que sea un juicio rápido y que el veredicto se conozca en otros seis meses.

Chile y Bolivia no mantienen relaciones diplomáticas desde 1978 tras negociaciones fallidas para resolver la demanda marítima boliviana.

– Uso justo y razonable –

Chile solicita a la Corte Internacional de Justicia que declare al Silala río internacional y ordene su uso “justo y razonable”.

Los chilenos argumentan que el agua que usan no tiene impacto en Bolivia debido a su historia natural. “Por gravedad, el agua solo puede fluir hacia territorio chileno”, se lee en el texto del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

Sin embargo, Bolivia argumenta que el curso del río Silala tras las canalizaciones realizadas durante el último siglo fue alterado artificialmente luego de que el gobierno boliviano otorgara una concesión a una empresa ferroviaria de capital británico y chileno.

Silala tiene 10 km de largo, seis de los cuales pasan por territorio chileno.

En 2000, Chile le propuso a Bolivia negociar formalmente el uso de las aguas del Silala y estaba dispuesto a pagar por ello, pero las discusiones se estancaron cuando Bolivia exigió pagos de compensación históricos e insistió en obtener el 100% de su propiedad.

En declaraciones a la AFP, Gilberto Aranda, de la Universidad de Chile, sostiene que “existen razones jurídicas bien fundamentadas que hacen más sólida la posición chilena. Entre otras cosas, porque Bolivia ha sufrido algunos cambios en sus argumentos a lo largo del tiempo. […] haciendo más coherente históricamente la posición chilena”.

Susanita Victoria

"Fanático del alcohol. Alborotador galardonado. Adicto a la web. Pensador. Analista general. Nerd de Internet. Gamer".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.