Chile y Bolivia se disputan las aguas del río Silala en La Haya el 1 de abril de 2022

La Haya, 01/04/2022 (AFP) – Este viernes (1ro), Chile consideró “absurda” la demanda de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya de que el país vecino pague por el uso de las aguas de el país vecino Silala, un río internacional para los chilenos, pero que los bolivianos reclaman como un afluente que proviene de fuentes propias.

Chile quiere que la CIJ declare al Silala río internacional de cursos sucesivos y uso compartido. Bolivia, por su parte, alega que el Silala es un afluente que nace de manantiales y aguas subterráneas en su territorio y exige que Chile pague por el uso de esas aguas.

“Cuando uno analiza la demanda de Bolivia es, con todo respeto, un absurdo”, dijo Ximena Fuentes, vicecanciller de Chile y representante de su país ante la Corte Internacional de Justicia.

Bolivia argumenta que el cauce del Silala fue alterado artificialmente luego de ser canalizado en el siglo pasado por la concesión otorgada por el gobierno boliviano a una empresa ferroviaria de capital británico y chileno.

“Si Chile pretende seguir utilizando el caudal mejorado por oleoducto en aguas del Silala, debe negociar con Bolivia y no hacerlo de manera arbitraria y unilateral”, dijo el embajador boliviano en Holanda y representante de la Corte Internacional de Justicia, Roberto Calzadilla. según un informe de la televisión estatal boliviana en La Paz.

Chile está solicitando a la CIJ que declare al Silala un río internacional y ordene su uso “justo y razonable”.

“La idea de un curso artificial y soberanía exclusiva no tiene cabida en el derecho internacional de aguas”, prosiguió Fuentes.

El caso se remonta a 2016 cuando, en medio de otra disputa entre los dos países, Chile presentó un reclamo por las aguas del Silala ante la Corte Internacional de Justicia, en el que La Paz demandó a Santiago para exigir que los chilenos tengan una salida soberana al mar negociada. lo que fue rechazado por la corte en octubre de 2018.

En agosto de 2018, Bolivia presentó sus argumentos contra el reclamo chileno y “recuperó” el país en el mismo caso, afirmando que una parte importante del caudal de agua que desemboca en Chile es artificial y Santiago tiene que pagar por su uso.

– Decisión vinculante y definitiva – El caso se tramita luego de que Chile admitiera pagar el 50% del consumo de agua en un preacuerdo con Bolivia en mayo de 2009. Sin embargo, Bolivia afirmó dos años después que el pago de la concesión del agua a Chile a principios del siglo XX fue en reconocimiento de una deuda histórica.

Chile respondió a las denuncias realizadas un año antes por el gobierno del entonces presidente Evo Morales de que el país estaba “robando” las aguas de este río, como parte de una estrategia para presentarlo internacionalmente como un “Estado abusivo”.

El caso de la CIJ llega solo tres semanas después de que el izquierdista Gabriel Boric asumiera la presidencia de Chile. “Él ya está enterado de las denuncias de Chile” y dará seguimiento a la intervención chilena en Cancillería, dijo a medios Emol la canciller Antonia Urrejola.

Las denuncias comienzan este viernes y finalizan el 14 de abril. La CIJ no tiene un plazo establecido para tomar su decisión final, pero la delegación chilena espera que sea un juicio rápido y que el veredicto se conozca en otros seis meses.

Chile y Bolivia no mantienen relaciones diplomáticas desde 1978 tras negociaciones fallidas para resolver la demanda marítima boliviana.

Los chilenos argumentan que el agua que usan no tiene impacto en Bolivia debido a su historia natural. “Por gravedad, el agua solo puede fluir hacia territorio chileno”, se lee en el texto del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

El Silala tiene una longitud de 10 km, seis de los cuales atraviesan territorio chileno.

Chile proporciona alrededor del 37% del agua de Silaia para alimentar a la ciudad de Antofagasta y el resto se utiliza en la minería del cobre, cuyo metal es el principal productor mundial.

pa/msa/jac/rsr/pb/ltl/rpr/jc

Merlín Samora

"Incapaz de escribir con los guantes de boxeo puestos. Totalmente entusiasta del alcohol. Pensador sin disculpas. Adicto a los zombis certificado".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *