Brasil independiente mantuvo la esclavización ilegal de africanos

1- Inmediatamente después de la inauguración de la Convención Constituyente (4 de julio de 2021), cuando comenzó la ceremonia de apertura con la interpretación del himno chileno, algunos congresistas comenzaron a gritar consignas pidiendo la liberación de los presos en las protestas. El himno fue interrumpido, al igual que la instalación de las obras. Los medios conservadores “denunciaron” la “falta de respeto al himno”. Dos días después, ante la pregunta de si hubiera estado mal interrumpir el himno, Elsa Labraña (Lista del Pueblo), una de las diputadas constituyentes que obstruía la instalación, respondió en una entrevista televisiva: “No creo que el himno nacional genere mucha división en nuestro país.“. El periodista pregunta si el himno y la bandera escritos en la constitución chilena no deberían representar a todos y Elsa responde que el himno y la bandera “Ellos te representan a ti, no a los aborígenes, y esa es la misma constitución que vamos a cambiar. Alguien podría pensar en hacer un nuevo himno, por qué no, o una bandera diferente. Estamos a punto de reconstruir el país.“.

2- El himno chileno comienza así: “Puro Chile eres cielos azules / Puras brisas también te cruzan“. El 30 de marzo de 2022 el diputado constituyente Félix Galleguillos, representante del pueblo atacameño, propuso que el inicio se cantara así: “Pluri Chile es tu cielo azul“. Un diputado de extrema derecha tuiteó el video de la propuesta con el comentario: “Aquí la prueba para que no digan que es fake o que quieran desacreditar el proceso“.

3- El 3 de mayo, el votante de la Federación Social Verde Regionalista (FRVS), Nicolás Núñez, votó en la ducha. En la ducha y con la cámara encendida. Solo colgaron después de una solicitud convencional. La derecha deliraba y la reacción del locutor fue la peor posible. Núñez luego se disculpó.

4 – En el tramo final de la campaña, el 30 de agosto, un mitin en Valparaíso de “Apruebo” contó con la actuación del grupo “Las undetectáveis”, que se autoproclamó como “Comunidad de creación afectiva y resistencia disidente anarco-travesti“. el periodico español El mundoElla describió la actuación: “En el evento del sábado por la noche en Valparaíso, unas 3.000 personas vieron cómo uno del grupo sacaba una bandera chilena del ano de otro para simular un aborto.. ‘¿Este agujero está aprobado?’ Un miembro del grupo se preguntó mientras otro mostraba su ano a la audiencia”.. El mundo cayó sobre el gobierno y los organizadores del mitin. El gobierno de Boric tuvo que salir a la luz pública para decir que había denunciado el desacato a la bandera chilena ante el Ministerio de Estado. De hecho, no hubo nada en el texto final de la Constituyente que apuntara a cambiar ni el himno ni la bandera, pero el daño ya estaba hecho.

“A algunos temas se les dio mucha relevancia y no pertenecían a los intereses primarios de los ciudadanos de a pie”

Por supuesto, estas actitudes aisladas no explican completamente la derrota. Como dice el ex escritor y novelista convencional Jorge Baradit (Independiente) en entrevista con El Siglo: “Hubo puntos malos y algunos convencionales cometieron errores de protocolo que aterrorizaron al chileno medio. Pero sería una subestimación del país pensar que un texto tan importante sería rechazado porque alguien votó en la ducha. Sin embargo, hubo otros pasajes más serios: interrumpir el himno o sugerir que podrían cambiar la bandera son temas que no se bromean en nuestro país. Ahora sería justo escuchar la opinión de estos protagonistas, (pero) sólo para acusar a la Convención de fabricar un chivo expiatorio, muy conveniente para todos pero poco útil para un análisis serio”.

Para Baradit, la lucha contra la nueva constitución propuesta se debió a sus méritos y no a sus defectos: “La misma pequeña asamblea formal y cientos de asesores, especialistas y representantes de movimientos sociales han producido un texto que ha sido aclamado internacionalmente por economistas, ambientalistas y constitucionalistas de talla internacional”.

Al ser consultado sobre qué autocrítica se podría hacer en este momento, el excongresista enfatizó:

“En retrospectiva, compartir un paquete cohesivo tan grande con temas tan diversos hace que la perspectiva de éxito parezca ingenua. Los intereses superpuestos de todas las partes involucradas hacen que esto parezca imposible. Damos la bienvenida a todas las voces silenciadas y disidentes, pero no anticipamos cómo coexistirían en la mente de los chilenos. Para algunos la constitución era muy buena, pero el tema del aborto, por ejemplo, se volvió insostenible y rechazaron los 387 artículos restantes por la sola razón. Esto sucedió más o menos en otros temas, como las dudas sobre la libertad religiosa. Creo que algunos temas han recibido mucha relevancia y no han estado entre los principales intereses del hombre común”.

Este miércoles (7 de septiembre), los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado de Chile se reunieron por primera vez con representantes del gobierno y la oposición para tratar el nuevo procedimiento constitutivo.

Tanto el presidente Boric como la oposición han manifestado su intención de avanzar en el proceso constituyente, pero ante el fracaso del texto propuesto por la Convención, difícilmente podemos esperar avances sustantivos de un nuevo proceso nacido de una importante victoria política de la Convención resulta correcto. A menos que el estruendo ensordecedor de las calles vuelva a reverberar con intensidad. Como recordó el Presidente del PC de Chile, Guillermo Teillier: “No podemos olvidar que todo este proceso lo inició el pueblo, el pueblo generó este escenario. Creo que esto se debe construir más con las organizaciones sociales, con más apertura y mayor participación, esa es nuestra posición”.

Emelina Serbin

"Amante de los zombis. Fanático profesional del tocino. Pensador exasperantemente humilde. Aficionado a la comida. Defensor de Twitter".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.