Girar el volante me sacó de un campeonato mundial pero me metió en otro

Desde que era pequeño, he estado buscando el trabajo perfecto. ¿Qué irónico, verdad? Por supuesto que no para siempre. Cuando era pequeño era simplemente divertido. Me gustó tanto que hasta dormí con la pelota cuando mi papá me regaló una nueva.

A los siete años era delantero en Dique Seis, el barrio de Campinas donde crecí. O calcetín. Fui más rápido y pateé más fuerte que mis amigos, lanzando goles, faltas e incluso penales. Hasta los 11 años fui el mejor del equipo.

Después de eso, pasé a Sesi y aún vi que era mejor que los otros muchachos. Pero cuando Paulínia me invitó a la audición, vi que no iba a durar para siempre.

En un equipo mejor, no siempre juegas en tu posición. Para jugar tienes que encontrar un lugar. Fui a Paulínia a jugar de mediocampista defensivo. Me gustó el trabajo y me quedé allí.

Pero a los 16 los otros muchachos empezaron a seguirme en fuerza y ​​velocidad. Entonces llegó a mi vida un tipo al que le debo mucho: Elio Sizenando. Me enseñó que para jugar en más de una posición tengo que ser inteligente, tengo que ser polivalente.

Cuando el equipo tenía un buen lateral, yo jugaba de centrocampista defensivo; cuando ya había un buen volante, iba de lado. Fue Elio, mucho antes que Leonardo Jardim, quien me enseñó a jugar en las dos posiciones.

Leonardo Jardim me cambió la vida en el Mónaco pero gracias a Elio estaba preparado para dejar la banda derecha, posición en la que ya me habían convocado en la selección, y empezar de cero como centrocampista defensivo.

Siempre confié en que aún como mediocampista podría llegar al nivel de la selección. ¿El puesto perfecto que estaba buscando? Bueno, acepto que está ahí: justo en el medio de la lista de jugadores que jugarán en la Copa del Mundo, mi primera y espero que no sea la última.

Merlín Samora

"Incapaz de escribir con los guantes de boxeo puestos. Totalmente entusiasta del alcohol. Pensador sin disculpas. Adicto a los zombis certificado".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *