Mattress Mary’s compra propiedad en El Taoseño | tienda

La fiebre de la hora del almuerzo se volvió aún más concurrida el miércoles (28 de diciembre) cuando los comensales escucharon a través de la parra esta semana que los dueños del restaurante El Taoseño finalmente habían encontrado un comprador y estarían sirviendo sus últimos platos de comida chilena de Nuevo México el viernes (31 de diciembre). .

“Es hora de retirarse y seguir adelante. Eso es solo lo fundamental ”, dijo el copropietario y gerente general Fred Archuleta.

Y la jubilación ha sido un tiempo inusualmente largo para Archuleta y sus cuatro hermanos, que son copropietarios. La familia puso el restaurante a la venta en enero de 2020, pero solo anunció esta semana que finalmente habían encontrado un comprador para el espacio de 23.000 metros cuadrados: su vecina Mary Domito, propietaria desde hace mucho tiempo del exitoso colchón Marys Möbel, Mattress. und empresa de ropa de marca en Taos.

“Está pendiente, pero es prácticamente un trato”, dijo Archuleta.

Después de operar su ubicación insignia junto a Albertsons en Taos durante muchos años, Domito comenzó a alquilar el local junto a El Taoseño en 2019 bajo el nombre de “Mattress Mary’s Mountain Lifestyle”. Domito le dijo a Taos News en una entrevista telefónica el miércoles por la mañana (29 de diciembre) que estaba considerando seriamente comprar la habitación esta primavera después de que el alquiler de una nueva habitación para una expansión planificada fracasara. “Empecé a pensar que quizás aquí es donde deberían comprar algo”, dijo. “El espacio es divino. Entonces comencé a pensar en cómo podría usar el espacio para mi negocio y el crecimiento de mi empresa”.

Domito dijo que planea conectar los dos edificios para crear “una tienda”. La entrada principal del restaurante existente servirá como la nueva entrada principal a la sala contigua. Ella planea convertir el comedor del restaurante en una galería con ropa y regalos de marca. La parte trasera del restaurante se utilizará para exhibir y vender colchones, y la sección antigua de la bolera del edificio se cerrará como almacén, dijo.

Archuleta dijo que desde que anunciaron que cerrarían después de casi 40 años en el negocio, se han visto inundados de mensajes que expresan felicitaciones pero también tristeza porque su restaurante favorito está cerrando. Archuleta también dijo que personas de fuera del restaurante habían enviado un mensaje al restaurante y que El Taoseño también era una de sus paradas seguras cuando visitaban Taos.

El edificio estilo adobe de 10.400 metros cuadrados en el Paseo del Pueblo Norte 819 tiene “muchos recuerdos”, según Archuleta. El edificio, construido originalmente en 1957, se había desarrollado de una bolera a un salón de baile para “El Taoseño”.

El Taoseño fue fundado en 1983 directamente enfrente de los padres de Fred, Arturo y Connie Archuleta (quienes cumplirán 91 años en enero). Unos años más tarde, Fred y sus hermanos Yolanda Muñoz, Orlando Archuleta, Diana Gonzales y Leonard Archuleta se convirtieron en copropietarios de la casa.

“Así que éramos solo una parte de la comunidad. Somos como una institución. Solíamos ayudar a la gente con la recaudación de fondos, les dejamos tener el salón ”, dijo la copropietaria Yolanda Muñoz.

Desde bailes benéficos que podrían albergar a cientos de personas, hasta el trabajo de su padre como concejal, hasta sus famosos platos de chile verde, El Taoseño ha sido uno de los favoritos de muchos lugareños a lo largo de los años. Archuleta dijo que son famosos por sus Huevos Rancheros, Burritos de desayuno bañados en chile verde, Bistec frito de campo, “Hamburguesa El Taoseño” y sus Burritos de Borracho.

“Es chili picante y está picante, pero no demasiado. Aquí puedes disfrutar de un buen sabor, el sabor que simplemente se queda contigo ”, dijo Archuleta.

Archuleta dijo que la razón por la que permanecieron en el negocio y sobrevivieron a las cadenas de restaurantes nacionales como Denny’s y Applebee’s fue por su chili, los precios justos y el buen servicio.

“Hemos tenido muchas personas a las que hemos empleado a lo largo de los años. Quiero decir, tenemos hasta 40 empleados en nuestra temporada alta ”, dijo Archuleta.

En El Taoseño trabajaron cuatro generaciones de la familia de Archuleta, desde sus padres hasta sus bisnietos. Archuleta también señaló que algunos de sus empleados actuales que trabajaban allí estaban relacionados entre sí. “Es un asunto de familia”, dijo Muñoz entre risas.

Ninguno de los miembros más jóvenes de la familia está interesado en hacerse cargo de la empresa familiar, ya que todos han seguido diferentes trayectorias profesionales.

Dijo que han tenido algunas ofertas de personas y “unidades” extranjeras desde que la propiedad fue listada, pero que era importante ir con un comprador local.

A medida que el 2021 llega a su fin, este año los taoseños han cerrado algunos de sus lugares de reunión locales favoritos, como The Coffee Spot, Casa de Valdez y ahora El Taoseño.

Sin embargo, Fred Archuleta dijo que el nombre “El Taoseño” aún se puede vender junto con sus recetas ya que solo se compró el edificio.

“Gracias a todos nuestros clientes … los extrañaremos después de todos estos años. Sabes que dicen que nos echarán de menos, pero nosotros también los echaremos de menos. Ha sido un placer servir a la comunidad todos estos años ”, dijo Archuleta.

Domito dijo que la tinta del trato debería haberse secado el lunes (3 de enero).

Nazario Ortega

"Pensador ávido. Friki de la comida. Adicto a los viajes. Explorador. Fanático de la cerveza. Emprendedor".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.