‘A Quick 5’ con el Cuarteto Latinoamericano, cuarteto de cuerda

De izquierda a derecha: Saúl, Arón y Álvaro Bitrán y Javier Montiel, Cuarteto Latinoamericano.
Foto cortesía de la Sociedad de Conciertos a la Luz de las Velas.

Cuando piensas en música clásica como yo, piensas en todos los compositores europeos, Bach, Schubert, Beethoven, etc. También puedes pensar en algunos de los compositores estadounidenses de habla inglesa como Copeland y Gershwin. Lo que quizás no pienses es en todos los maravillosos compositores estadounidenses al sur de nuestra frontera. El Cuarteto Latinoamericano no solo trae esta música al mundo, sino que los cuatro músicos Saúl, Arón y Álvaro Bitrán con Javier Montiel son todos latinoamericanos.

El cuarteto se presentará el 23 de abril de 2022 presentado por la Candlelight Concert Society, que continúa trayendo a algunos de los mejores músicos y artistas clásicos al condado de Howard y sus alrededores. El Cuarteto Latinoamericano se convierte en música de Ignacio Jerusalén y Stella (1707-1769), Gustavo Campa (1863-1934), Manuel M. Ponce (1882-1948), Carlos Chávez (1899-1978), Silvestre Revueltas (1899-1940) y Gabriela Ortiz (1968).

Antecedentes: Individualmente somos Saúl, Arón y Álvaro Bitrán y Javier Montiel. Juntos somos Cuarteto Latinoamericano, el Cuarteto Latinoamericano. El público se pregunta muchas cosas sobre nosotros. Por ejemplo, cuando la enorme maleta que siempre viaja con nosotros es un guitarrón. No, es un violonchelo. Y tampoco somos mariachis, y no tocamos ponchos ni guitarras, aunque mucha gente nos pregunta.

Por supuesto, nuestro nombre puede ser confuso. Este nombre nos da nuestra identidad no solo por el hecho de que somos latinoamericanos, sino también por el hecho de que hemos tenido una carrera de casi cuarenta años basada en tocar principalmente música clásica de compositores latinoamericanos. Esta música, la música de nuestro continente, es tan diversa como su cultura, su geografía, su historia y su gastronomía. Sin duda, algunos compositores se inspiran en la rica tradición de la música popular latinoamericana, mientras que otros escriben música de carácter universal que podría haberse escrito en cualquier parte del mundo. Sin embargo, gran parte del repertorio latinoamericano, se nos dice, contiene un elemento rítmico importante.

Por supuesto, como todo grupo que empezó en 1982, que ya estaba lejos, empezamos con Mozart, Beethoven, Borodin, Ravel, etc. La música y las artes visuales brindan un rico espacio para explorar la historia, las luchas y la vida cultural de una nación. En México, el largo período desde la revolución hasta el presente se ha caracterizado por un período único de rica creatividad artística. México tuvo notables pintores y compositores impresionistas, así como pioneros de los primeros modernistas, allanando el camino para muralistas de renombre mundial como Orozco, Rivera y Siqueiros, y la pintora fantástica Frida Kahlo. El arte mexicano siempre ha tratado temas personales, culturales y políticos. la música romántica de Ponce fue un preludio del modernismo revolucionario de Carlos Chávez y Silvestre Revueltas; luego, Manuel Enríquez y Mario Lavista se embarcaron en nuevos rumbos estéticos para la música mexicana; y en el siglo XXI, compositores versátiles como Gabriela Ortiz y Enrico Chapela han desafiado los límites tradicionales de la música clásica de concierto con notable éxito y exposición internacional.

Aunque las artes de México han atraído mucha atención y atención, rara vez encontramos estas formas de arte estrechamente relacionadas exploradas juntas, ya sea en galerías y museos o en salas sinfónicas o de música de cámara. ¿Qué se puede aprender al estudiar las intersecciones entre sonido y color, luz y forma, entre música y pintura en el México del siglo XX? ¿Cómo pueden los ojos percibir sonidos y ritmos y los oídos disfrutar de formas y colores? ¡En el concierto lo descubriremos juntos!

Descubrimos la maravillosa música que nos esperaba en nuestro propio continente. Y también hemos visto que hay mucho interés en ello en diferentes partes del mundo. Así que esta música, que hemos grabado en más de ochenta CD, nos ha traído varios premios -como los Grammy o el Diapason D’O- y nos ha llevado a lugares como el Teatro alla Scala de Milán, el Carnegie Hall de Nueva York, el Concertgebouw de Amsterdam, salas de conciertos en Israel, Japón, Nueva Zelanda y prácticamente en toda Europa y América. Hasta el día de hoy seguimos recorriendo cuatro continentes con las partituras de Villa-Lobos, Revueltas, Ginastera, Piazzolla y muchos otros grandes maestros latinoamericanos bajo el brazo.

A veces nos preguntamos cómo es posible que hayamos permanecido juntos durante tantos años. Creemos que se debe a varios factores, pero a uno en particular: la suerte. La carrera de un músico es intrínsecamente frágil ya que depende completamente de la buena salud del intérprete. Multiplicar esto por cuatro se vuelve aún más complicado. Pero el destino fue generoso con nosotros. Por supuesto también hay otros factores muy relevantes: el amor por lo que hacemos, las familias que nos apoyan, las ganas de jugar cada día mejor, el amor entre los cuatro y, por qué no, la puntualidad. Igualmente importante en esta larga carrera ha sido el apoyo que hemos recibido de muchas instituciones a las que estamos muy agradecidos, en particular el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de México a través del proyecto México en Escena. También estamos encantados de seguir enseñando en las muchas escuelas de música, colegios y conservatorios a los que estamos afiliados y de asistir a los festivales a los que asistimos regularmente. Sin duda, hacer música con grandes artistas como Eduardo Mata, Janos Starker, Ramón Vargas, Jorge Federico Osorio, Wolfram Christ, Rudolph Buchbinder o Manuel Barrueco es otro factor que nos inspira una y otra vez. A medida que nos acercamos a nuestro cuadragésimo aniversario, continuamos viajando por el mundo.

Nuestro cabello se ha vuelto más delgado y gris, y los instrumentos parecen pesar un poco más cada día. Pero las ganas de seguir interpretando el maravilloso repertorio latinoamericano y universal para cuarteto, y por supuesto el cariño mutuo que existe entre los cuatro, nos mantiene unidos, llenos de energía y pensando siempre en el próximo concierto. Todo esto nos sigue pareciendo un milagro, por eso estamos muy contentos y agradecidos de haber hecho del Cuarteto Latinoamericano toda una vida.

¿Puedes decirnos de dónde eres?

Saúl Bitrán – Nacido en la Ciudad de México, criado en Chile y México Arón Bitrán – Nacido en Chile, criado en Chile y México Javier Montiel – Nacido y criado en la Ciudad de México
Álvaro Bitrán – Nacido en Chile, creció en Chile y México

donde estudiaste musica

Saúl Bitrán – Conservatorios Nacionales de Chile y México, Academia Rubin de la Universidad de Tel Aviv Arón Bitrán – Conservatorios Nacionales de Chile y México, Universidad de Indiana, Bloomington, IN Javier Montiel – Conservatorio Nacional de México
Álvaro Bitrán – Conservatorios Nacionales de Chile y México, Universidad de Indiana, Bloomington, IN

¿Puedes decirnos cuáles son tus compostadores favoritos de América Latina y el mundo?

Personalmente, no me gusta usar la palabra ‘favorito’ para un compositor porque tengo muchos compositores a los que admiro y mis gustos cambian literalmente de un día para otro. Tal vez pueda hablar de los compositores latinoamericanos más famosos que probablemente son Heitor Villa-Lobos, Alberto Ginastera, Silvestre Revueltas, Roberto Sierra, Tania León, Miguel del Aguila, Carlos Chavez y muchos, muchos otros. Estos son compositores que han escrito música muy acorde con su tiempo sin perder la esencia de la cultura y el sonido latinoamericano en sus composiciones, cada uno en su forma y estilo únicos. En cuanto a los compositores del mundo, como dije, no puedo nombrar ningún nombre favorito sin omitir docenas de otros. Hoy puedo decir que mi compositor favorito es Tchaikovsky (porque estoy trabajando en su fabuloso Piano Trio). A ver qué trae el mañana.

Habéis estado jugando juntos durante muchos años. ¿Qué crees que ha permitido que tu grupo permanezca unido durante tanto tiempo?

Debo decir que la respuesta a esta pregunta sigue siendo esquiva para mí. Creo que es una combinación de suerte, perseverancia, humor, disciplina, puntualidad, respeto y tolerancia. Pero todavía me sorprende que después de 40 años estemos juntos y nos entendamos bien. ¡No puedo decirte cómo sucedió!

Les pregunto esto a todos los músicos profesionales. Es para aquellos que creen que quieren tocar cualquier instrumento de forma profesional. ¿Sigues practicando y con qué frecuencia y durante cuánto tiempo?

¡Estoy practicando tanto como cuando tenía 18 años, solo que con más sabiduría y paciencia, y en general disfrutándolo como nunca antes! Sin duda, es cierto que si quieres aprender un instrumento de forma profesional y vivir bien de él, debes practicarlo durante el resto de tu vida. Pero practicar ES nuestro trabajo, como cepillar los dientes para los higienistas dentales, presentar declaraciones de impuestos para los contadores o cortar el cabello para los peluqueros. En mi opinión, es más divertido y te mantiene joven y mentalmente ágil. Los conciertos son la recompensa, la guinda del pastel. El verdadero trabajo es la práctica diaria.

Cuarteto Latinoamericano presentado por sociedad de la luz de las velas se presentará el sábado 23 de abril de 2022 a las 7:30 p. m. en el Smith Theatre, Horowitz Visual and Performing Arts Center en Howard Community College, 10901 Little Patuxent Pkwy, Columbia, MD 21044. Para boletos ve a este atajo. Recuerda, la música no conoce fronteras.

Imprimir amigable, PDF y correo electrónico

Nazario Ortega

"Pensador ávido. Friki de la comida. Adicto a los viajes. Explorador. Fanático de la cerveza. Emprendedor".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.