Chile inicia movilización militar para controlar migración irregular – Internacional

Más de 600 soldados fueron desplegados este miércoles (16) para trabajar con la policía en el control de la migración irregular en cuatro provincias del norte de Chile fronterizas con Bolivia y Perú, en base al estado de emergencia declarado por el gobierno.

La medida incluye el despliegue de 672 militares y otros 100 policías para controlar las fronteras con Bolivia y Perú en las provincias de Arica, Parinacota, Tamarugal y El Loa, que miles de migrantes, principalmente venezolanos, cruzan a pie desde 2020 a través de pasadizos secretos e inhóspitos, que alcanzan una altitud de 4.000 metros.

El estado de emergencia dura 15 días y puede ser prorrogado por otros 15 días por el gobierno.

La medida permite patrullajes policiales y militares, el establecimiento de puestos de observación; Uso de aeronaves no tripuladas, drones y helicópteros para vigilancia y transporte, además del uso de cámaras de visión nocturna y termográficas apoyadas en modernos equipos de comunicaciones satelitales.

“Sí, migración legal, sí a los que llegan a nuestras fronteras y dicen la verdad […] Ni la inmigración ilegal, ni los que llegan engañando o engañando a la verdad, usando documentos falsos y pasando por pasos no autorizados”, dijo el presidente chileno, Sebastián Piera, tras anunciar el inicio de la movilización militar en la capital, Santiago.

El estado de emergencia es una de las medidas que el Gobierno ha acordado con los sindicatos de camioneros para que levanten los bloqueos que implementaron el fin de semana en las regiones del norte y centro de Chile en protesta por la muerte de un compañero en un incidente con extranjeros. , en medio de una crisis migratoria en esa región que también ha provocado protestas de los vecinos.

La localidad andina de Colchane, en la frontera con Bolivia, es el paso fronterizo más común para los extranjeros que ingresan a Chile, donde el año pasado fallecieron 23 migrantes. Quienes logran llegar a las ciudades chilenas se instalan en carpas o plazas, o caminan pidiendo ayuda.

Los albergues gubernamentales para migrantes en Colchane han sido demolidos. Además, el complejo fronterizo fue cerrado tras la entrada en vigor de una nueva ley migratoria que permite a los migrantes irregulares “regresar” a la frontera.

“Ya ha habido más de 100 recuperaciones y lo seguiremos haciendo”, dijo Piera.

Víctor Raya

"Aficionado al tocino. Gurú de Internet. Futuro ídolo adolescente. Fanático de la cerveza. Fanático extremo de la web".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *