Flujo: Bolsonaro minimiza 100 años de secretismo: ‘No debo satisfacción’

El presidente Jair Bolsonaro (PL) minimizó hoy el secreto centenario de acceso a la información del gobierno, incluidas las visitas que recibe al Palacio del Planalto, mientras participa en el Flow Podcast. El candidato a la reelección dijo que su vida sería un “infierno” si no hubiera decretos y dijo que “no le debe a nadie ninguna satisfacción” que recibe en el Palácio da Alvorada, la residencia oficial del presidente ejecutivo.

El gobierno de Bolsonaro ha impuesto un secreto de 100 años sobre “temas sensibles” desde el año pasado. En 2021, por ejemplo, el Palácio do Planalto vetó la divulgación de los datos de la cartilla de vacunación del agente. Cuando un seguidor de Twitter le preguntó en abril, el presidente respondió irónicamente: “En 100 años lo sabrá”.

No es un decreto dictatorial de mi parte. La ley lo garantiza. Lo que empezó a molestar a la prensa: yo tengo mi agenda, que es pública allá en el palacio presidencial. Si quieres visitarme, está ahí. Luego empezaron a querer acceder a quién me visitaría. [Palácio da] Oscuridad. Y según las personas que me visitan en Alvorada, la prensa está haciendo un reportaje al respecto. No debo satisfacción a quien recibo en mi casa. Jair Bolsonaro en Flow Podcast

Aunque Bolsonaro dijo que las visitas al Palacio del Planalto están en la agenda “pública”, pocos nombramientos oficiales en la agenda del presidente se hacen públicos a través del sitio web del gobierno federal. Por ejemplo, en 2021, el Jefe del Ejecutivo impuso 100 años de confidencialidad sobre la información de los pases de acceso de Planalto emitidos a nombre de sus hijos Carlos Bolsonaro (Republicano-RJ) y Eduardo Bolsonaro (PL-SP).

Todavía respondiendo al tema, Bolsonaro también volvió a atacar a la prensa, argumentando que si no hubiera secretos, los medios cubrirían a quién recibe en la residencia oficial.

“Cuando abro este João da Silva con doña Mariazinha hoy [vieram] Visítame, abro de nuevo la próxima semana. ella [da imprensa] hacen historias, artículos al respecto. ¿Con qué frecuencia recibo al Secretario de Defensa, al Comandante de la Armada, tal ministro, tal secretaria, para hacer frente a una salida a rusia, por ejemplo? Si voy o no al G20, a la cumbre de las Américas, a la toma de posesión del presidente chileno, entre otros asuntos confidenciales”, continuó.

Finalmente, el candidato a la reelección en las elecciones de este año volvió a restar importancia a los decretos cuando comentó lo que pensaría su esposa, la primera dama Michelle Bolsonaro, si supiera que va a tener una “hermosa esposa” en casa.

“De repente, una mujer hermosa viene a mi casa con un colega. Lo entiendo. Mi esposa no lo sabe, pero resulta que es hermosa. Vaya, él consiguió este ‘avión’ en su casa ¿para hacer qué? ¿La primera dama estuvo presente o no? Mi vida se está convirtiendo en un infierno. Así que el secreto es una función de eso, mi privacidad como todos la tienen. Eso es democracia, eso es libertad”.

En abrilEl expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien se postulará para la presidencia y encabeza las encuestas de intención de voto, se comprometió a levantar todo el secreto de 100 años impuesto por Bolsonaro sobre temas considerados “sensibles” por el gobierno federal.

Emelina Serbin

"Amante de los zombis. Fanático profesional del tocino. Pensador exasperantemente humilde. Aficionado a la comida. Defensor de Twitter".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.