Misterioso agujero en Chile suficiente para tragarse Arco de Triunfo en París

O Agujero Es increíblemente simétrico y sigue creciendo, lo que genera preocupación y confusión sobre su origen, que sigue siendo desconocido. “Empezó con 25 metros y ahora son más de 50”, aseguró Cristóbal Zúñiga, alcalde de la ciudad chilena que vive con el temor de que la tierra se la trague.

Ya ha crecido lo suficiente como para tragarse el Arco del Triunfo en París, lo que obligó a las autoridades a detener el trabajo en una mina de cobre cercana. El sumidero, que salió a la superficie el 30 de julio, tiene 50 metros de diámetro y cae a 200 metros de profundidad: la Space Needle de Seattle cabría tan cómodamente en el pozo negro como seis estatuas del Cristo Redentor de Río de Janeiro, Brasil.

Este ominoso agujero en el desierto de Atacama refleja un entorno social que incluye alto desempleo, contaminación y problemas de salud que afectan a un pueblo minero e ignorado por las máximas autoridades del país.

“Hay mucha contaminación, tenemos muchos pacientes con silicosis (enfermedades pulmonares por acumulación de polvo). Niños y niñas con autismo y la contaminación que cubre todos los techos. Secaron nuestro río y mataron la flora y fauna silvestre para priorizar el agua para la minería y la agricultura”, dijo Zúñiga, quien está a cargo de Tierra Amarilla, un pueblo de 20,000 habitantes, al diario español El Mundo.

El Servicio Geológico Nacional de Chile investiga los motivos de la ocurrencia del socavón, ubicado a apenas 600 metros de Tierra Amarilla. Pero Zúñiga, hijo y nieto de buscadores de una región y país que es el primer productor mundial de cobre, tiene varias hipótesis sobre su origen. “Creemos que esto se debe a que la mina toca el lecho del río, secando las capas freáticas subterráneas y trabajando dentro de ellas. El agujero que ves es más pequeño que el de abajo. Seguirá creciendo hasta que tal vez cree un cono invertido”, explicó.

Ni Zúñiga ni los habitantes de Tierra Amarilla están en contra de la minería. Pero la empresa minera “Lundin Mining” de Canadá tiene poca reputación en la región, a pesar de que está activa en países como EE. UU., Suecia, Brasil y Portugal. “Esta mina ha sido explorada por indígenas durante siglos, aquí estuvo la primera fundación inca en América Latina. Lundin Mining ha infringido una serie de regulaciones, la más reciente fue multada por usar agua subterránea, pero las autoridades tardaron más de 10 años en confirmar que el nivel freático se había secado. Y no son los únicos, estamos rodeados de siete grandes empresas mineras”, dijo.

En 1993 ya había un socavón: “Lo taparon. Todo un vecindario fue trasladado a otro lugar, pero nunca se realizó un estudio. Y en 2013 hubo otro evento similar. Hacemos un llamado para un estudio financiado por el gobierno y las organizaciones internacionales.” Entonces, ¿por qué seguir viviendo en un lugar tan peligroso? “No estamos listos para irnos, vinieron, nos destruyeron y nos pusieron en peligro. Pero la gente tiene miedo de que el suelo se abra bajo sus pies”.

Nazario Ortega

"Pensador ávido. Friki de la comida. Adicto a los viajes. Explorador. Fanático de la cerveza. Emprendedor".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *